5 mitos sobre el servicio de Room Service del hotel

5 mitos sobre Room Service del hotel

No hay nada como el servicio de habitación del hotel, también conocido como Room Service.

Ya se trate de una indulgencia o una necesidad, pocas cosas parecen más adecuadas para servir a un viajero que una bandeja de desayuno recién entregada o un bocadillo de última hora de la noche.

Pero hay muchos que opinan que la comida de Room Service es cara, toma una eternidad para llegar a la habitación y a menudo llega tibia. En este post les cuento cinco mitos sobre Room service:

1. Los precios del menú del servicio de habitaciones son idénticos a los del restaurante del hotel.

En general suelen ser un poco más altos, ya que hay que de añadir un cargo de servicio y muy a menudo, una propina. Por esto es que, la mayoría de las veces, los mismos platos tienen un precio más alto en el menú del servicio de habitaciones que en los restaurantes del hotel. Y la explicación principal de estos recargos se debe a que es logísticamente complicado lograr que los platos lleguen en tiempo y forma a las habitaciones.

2. La comida de Room Service es tan fresca como la del restaurante.

No siempre es así. La mayoría de las veces, los platos están parcialmente pre-preparados, ya que la cocina de Room Service necesita trabajar con antelación, para poder hacer que los platos no demoren mucho en llegar listos a la habitación. Y en el caso que se pidan dos comidas diferentes, no siempre los tiempos de cocción son iguales (imaginemos pedir un plato de pastas y un bife con ensalada al mismo tiempo. Si se hiciera en el momento, uno de los dos platos llegaría frío).

3. Hay que dar propina al empleado del hotel que trae el pedido de Room Service.

Cada hotel es diferente, pero lo que no cambia es estar atento y examinar la factura. A menudo en los hoteles se factura aplicando un sistema de tres niveles de complementos de servicio, comenzando con una tarifa de room service adicional, que no es negociable. Luego hay una propina que se puede agregar automáticamente. Luego hay una línea en blanco para cargar una “propina”, que es esencialmente una segunda oportunidad de propina en la tarifa de servicio de habitación.

El problema es que con una propina incorporada en la cuenta nunca se sabe si el empleado realmente lo recibe. Por esto es, para evitar la culpa, muchos dejamos propina igual. Es mejor pecar de generosos que de avaros.

4. Room Service no hace pedidos especiales.

Las cocinas del hotel pueden acomodar mejor de lo que podría pensar. Como regla general, el servicio de habitaciones generalmente sólo se ofrece en mejores hoteles y en los hoteles de servicio completo, y por lo general se adaptan a los clientes lo mejor que pueden.

5. Los hoteles restringen los servicios de “delivery de comidas” para animar a los huéspedes a utilizar Room Service.

Muchos hoteles ahora permiten libremente las entregas de comida desde el exterior del hotel. De hecho, en hoteles menos costosos, a menudo hay folletos de entrega de restaurante en las habitaciones. Por supuesto, el secreto es que los hoteles más caros no quieren principalmente porque la comida es mucho más barata que el servicio de habitación que tienen en oferta. Pero los hoteles lo desalientan por otras razones además de los ingresos perdidos.

Una de las principales razones es por cuestiones de seguridad: muchos hoteles no quieren que sus pasillos se llenen de personas entregando pedidos de alimentos.

Pero un número cada vez mayor de hoteles de negocios permitirá la entrega de alimentos, si hacemos el siguiente truco: le avisamos a la Recepción que hicimos un pedido de comida que estamos esperando y que “voy a comer mi comida de delivery en el bar del hotel, con una copa de su vino”. Hasta ahora nadie rechazó esta petición. 😉

Déjame tu opinión

Loading Facebook Comments ...

You must fill in your Livefyre SiteID in the Comments Evolved plugin options.

You must fill in your Disqus "shortname" in the Comments Evolved plugin options.

No Trackbacks.