AHT presentó el anuario 2010 del informe de Coyuntura Económico Hotelera de la Argentina  

*Blog* Información interesante para Hoteleros Turismo & Hospitalidad

La AHT puso a disposición de sus asociados el informe correspondiente al anuario 2010 de coyuntura económica hotelera de la Argentina que analiza datos obtenidos a partir del “Observatorio Económico Hotelero de AHT”, un método permanente de recolección y análisis de información de fuentes primarias y secundarias, encarado desde el Departamento de Investigación & Desarrollo, para la elaboración de estudios periódicos sobre la economía, el turismo, la hotelería de Argentina, expectativas empresariales y su relación con el contexto regional y mundial.

Esta iniciativa tiene la finalidad de dotar a los empresarios hoteleros de información sobre la evolución, desempeño y perspectivas del turismo y la hotelería en el país, mediante el estudio y análisis de los principales indicadores macroeconómicos, turísticos y hoteleros.

Además de la participación de los hoteles afiliados a la AHT, cuenta con el aporte técnico del Estudio Singerman – Makon & Asoc., encargado de analizar los datos obtenidos y realizar los informes que se desprenden de las encuestas, incluyendo datos sobre la evolución de los índices macroeconómicos de Argentina y de los principales mercados emisores de turismo hacia el país, de manera que quienes reciban la información puedan llevar adelante un análisis de la misma, de las variables en los mercados de origen y su posible impacto en la demanda hotelera, arribando posteriormente a sus propias conclusiones y optimizando la toma de decisiones de cada establecimiento hotelero asociado.

El resumen ejecutivo del mencionado documento, arriba a las siguientes conclusiones:

El 2010 se caracterizó como el año de cifras record en el sector turístico. Durante el año arribaron al país un total de 2.647.869 turistas a través de las terminales aéreas de Aeroparque y Ezeiza, siendo 27,1% mayor al registrado en 2009 y un 10,1% superior al nivel de 2008. La creación del Ministerio de Turismo significó el reconocimiento de la actividad turística como sector de desarrollo alternativo de la economía del país. El trabajo realizado desde la Marca País posicionó a la Argentina en el primer lugar de Sudamérica y en el puesto 33 a nivel mundial en el ranking de Branding Future Brand.

En cuanto a la competitividad del sector turismo, durante el 2010 el poder adquisitivo de las monedas de los principales países de origen del turismo receptivo en Argentina se ha deteriorado. La magnitud del deterioro del poder de compra de los turistas en nuestro país difiere según el índice observado, pero cabe destacar que ambos muestran una evolución en este mismo sentido: los turistas extranjeros poseían mayor poder de compra durante el cuarto trimestre 2009 que al cierre del 2010.

En cuanto a la composición del turismo receptivo, se destaca el fuerte aumento en la llegada de turistas brasileños (85,2%), consolidándose como el principal país de origen de los visitantes (32,6% del total). En comparación con el año 2009, durante 2010 se produjo un incremento en el gasto turístico total (+25,9%), aunque con una disminución en la permanencia promedio (-16,4%). Los turistas brasileños son los que mayor gasto promedio diario realizaron. Sin embargo, el mercado Europeo mantiene una gran relevancia, a pesar de su relativamente bajo gasto promedio diario, ya que se destaca en este caso la duración de la permanencia.

Las pernoctaciones llevadas a cabo en establecimientos hoteleros aumentaron un 16,6% anual, de las cuales el 72,4% fueron realizadas por residentes y el 27,6% por turistas no residentes. En un contexto de crecimiento de las pernoctaciones, las correspondientes a no residentes aumentaron más (34,6% anual), ganando terreno frente a las de turistas extranjeros (11,0% de crecimiento anual).

Los establecimientos de alta gama (4 y 5 estrellas) ganaron participación (1,6 puntos porcentuales) frente a la caída de los hoteles de menor categoría. Esta dinámica se explica por el aumento en las pernoctaciones de turistas extranjeros, quienes se alojan mayoritariamente en hoteles de alta gama. Exceptuando la región Centro, todas las regiones aumentaron el nivel de pernoctaciones, destacándose el incremento de la Ciudad de Buenos Aires (30,6%), que continúa como la región de mayor cantidad de pernoctaciones.

Mientras que la región de Buenos Aires y el Centro del país se destacan por la preponderancia de pernoctaciones de residentes (99,0% y 96,8% respectivamente), en el otro extremo la CABA presenta el mayor peso de pernoctaciones de no residentes (57,1%).

La ocupación hotelera anual por habitaciones de los establecimientos hoteleros de todo el país fue de 42,0%, resultando 2,8 puntos porcentuales por encima de la de 2009. En este marco, los hoteles de 4 y 5 estrellas se destacaron por el crecimiento en la ocupación, alcanzando el 48,2% en 2010, lo que significa un incremento de 8,7 puntos porcentuales respecto de 2009.

Por otro lado, la tasa de ocupación de las plazas en los establecimientos hoteleros de todo el país fue de 33,2%, ubicándose 2,6 puntos porcentuales por sobre la tasa de 2009. Nuevamente, los hoteles de 4 y 5 estrellas fueron los que más aumentaron la ocupación (6,9 p.p.), mostrando la tasa más alta durante 2010 (38,3%). Exceptuando la leve caída en la ocupación de las habitaciones en la región Centro, se verificó un crecimiento de la ocupación en la totalidad de las regiones restantes, registrándose los mayores niveles en la Ciudad de Buenos Aires.

Los resultados de la Encuesta de Coyuntura Hotelera del Observatorio Económico Hotelero de la AHT señalan que la ocupación de los establecimientos que respondieron presenta un promedio anual del 64% para los hoteles 4 estrellas y del 50% en los hoteles 5 estrellas). En promedio durante el 2010 el 53% de las plazas fueron ocupadas por huéspedes nacionales y el 47%, por extranjeros.

Comparando estos resultados con las expectativas que se tenían a lo largo de 2010 –relevadas a través de la Encuesta de Expectativas Empresariales Hoteleras del Observatorio Económico Hotelero de la AHT- puede afirmarse que el crecimiento de la demanda en los establecimientos de 4 y 5 estrellas fue mayor a lo esperado. Asimismo, las expectativas de la mayoría de los encuestados señalaban estaban enfocadas, en mayor medida, en el desempeño del turismo nacional en relación al extranjero. Sin embargo, como se mencionó, el mayor aumento se produjo en las pernoctaciones de no residentes.

Por otra parte, las perspectivas empresariales del sector preveían acertadamente que los aumentos de los costos serían mayores al del precio de venta, con lo cual la apuesta apuntaba a captar volumen de pernoctaciones. En efecto, el incremento en la demanda afortunadamente resultó mayor al esperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *