¿Es necesaria la distancia social dentro del avión?

Esta semana han comenzado a retomar los vuelos en Europa, y ha surgido un intenso debate: dentro de las nuevas recomendaciones fomentadas por IATA (Asociación internacional del transporte aéreo) figura una que a mi criterio ha sido bastante controversial: IATA sostiene que no es necesaria la distancia social dentro del avión. Al respecto escribí en este post.

Dentro de las nuevas exigencias, figura el uso permanente del tapabocas dentro del avión tanto para pasajeros como para tripulantes, la prohibición de hacer cola para ir al baño y la recomendación de reducir el movimiento dentro del avión. Sin embargo, se opuso a dejar los asientos del medio vacíos en el avión.

En lo particular, me pareció una locura, ya que se exige la distancia social en el aeropuerto, como en el resto de los espacios compartidos. Entonces, ¿de donde surge esta excepción? La distancia social debería ser exigida dentro del avión, especialmente porque tan solo 50 cm nos separan del pasajero sentado al lado nuestro.

A raíz de mis comentarios en twitter, una agente de viajes, Marina Davel, me compartió una nota del diario La Vanguardia  en donde entrevistan a Javier Gándara, presidente de ALA, Asociación de Líneas Aéreas (España), quien explica que a diferencia de otros medios de transporte, el interior de un avión no tiene nada que ver con viajar en tren, en bus o metro, ya que a bordo se viaja en cabinas presurizadas y hay un sistema de reciclaje de aire continuo. El sistema sistema de aireación de los aviones provee aire continuo con filtros Hepa, que son los mismos que se utilizan en los hospitales en las áreas quirúrgicas.

Los mismos argumentos son defendidos por Jean Brice Dumont, vicepresidente e ingeniero jefe de Airbus, quien sostiene que pocos entornos son tan limpios como el aire de un avión.

Como funciona el sistema de ventilación a bordo del avión (de Diario La Vanguardia)

Adicionalmente, se están adoptando otras medidas de prevención

  • Controlar la temperatura de pasajeros y trabajadores del aeropuerto. 
  • Limitar el movimiento dentro de la cabina durante el vuelo.
  • Realizar limpiezas de cabina más frecuentes y profundas.
  • Simplificar el catering a bordo.
  • Eliminación de revistas de a bordo.

Sabiendo todo esto, ¿te subirías a un avión, aunque no haya distancia social?

Comentarios? Quiero saber tu opinión: