Casarse en Las Vegas: te cuento mi boda

Nunca soñé con casarme de blanco. Definitivamente, jamás fui la típica chica que esperaba entrar a la iglesia, del brazo del padre, y con el vestido de novia, lleno de tul.

Cuando hace más de 12 años me casé, lo hice solamente en el Registro Civil. Simplifiquemos la cuestión, después de todo es un simple trámite que se resume en una libreta. Sí, la practicidad ante todo.

Pero este año tuve la oportunidad de viajar a Las Vegas, y la tentación fue muy grande: “¿Que tal si nos casamos en Las Vegas?”, le dije a mi marido. Y él, que se prende en mis locuras, me dijo que sí! (una vez más, jeje!).

Entré en contacto con Graceland Wedding Chapel, y fuimos coordinando la ceremonia de renovación de votos. Porque para casarse hay que tener un permiso especial: Lo primero que se necesita es una licencia de matrimonio, la cual hay que tramitar en la Oficina de Matrimonios, antes de su ceremonia. El costo de la licencia de matrimonio es de U$D 77 dólares en efectivo, y necesitará pasaporte, licencia de conducir, o certificado de nacimiento. No hay análisis de sangre o períodos de espera.

Se sugiere que quienes no sean ciudadanos de los EE. UU. consulten con los funcionarios locales los documentos especiales que puedan ser necesarios para garantizar que su matrimonio sea reconocido en su país. Podes visitar el sitio oficial del Condado de Clark, Nevada acá, donde encontrarás toda la información.

Los solicitantes deben tener al menos 18 años de edad, no ser parientes y no tener un esposo o esposa viviendo. Aquellos que no tengan una identificación aceptable para demostrar su edad pueden ser rechazados con una licencia de matrimonio.

En Graceland Wedding Chapel brindan un servicio que no solo incluye la ceremonia, sino que también te van a buscar al hotel y te llevan a la Capilla en una limusina, además de encargarse de las flores, foto y video.

Graceland Chapel esta ubicado en Las Vegas Strip y es una de las capillas más destacadas en Las Vegas. Como nota de color, Jon Bon Jovi se casó aquí en 2001.

Obviamente, pedí que la ceremonia la oficie Elvis. Acá comparto un video que sintetiza el momento:

Después de la ceremonia, tuvimos una sesión de fotos y nos dieron un certificado de renovación de votos.

boda en Las Vegas

Además del certificado de boda, nos regalaron una copia del certificado de la boda de Elvis.

boda en Las Vegas

Si estás con ganas de casarte y querés hacer algo diferente, te recomiendo hacer un viaje a Las Vegas. Así matas dos pájaros de un tiro: te casas y tenés la luna de miel al mismo tiempo.


Graceland Wedding Chapel

Déjame tu opinión