Pasaporte sanitario: sería la clave de la recuperación del turismo

En el marco de un encuentro digital organizado por Madrid Foro Empresarial el director ejecutivo de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Manuel Butler, expuso los retos y perspectivas a los que se enfrentará el sector turístico en la era post COVID-19.

La vuelta a la “nueva normalidad” va a ser paulatina y como mínimo, el sector turístico tardará un año en recuperarse. Por el momento, las cifras no son muy alentadoras. Durante la crisis económica de 2008, la caída de demanda de viajes internacionales fue del 4%. En la actualidad, esta cifra puede llegar a superar el 30%. Esto nos da una idea completa de la dimensión de esta crisis sanitaria que ha traído como consecuencia un desastre económico, el cual aún no hemos visto en su totalidad.

La Organizacion Mundial del Turismo (OMT) ha creado un comité de crisis en el que trabajan conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los principales representantes de las industrias del transporte aéreo y marítimo y actores clave del sector privado, para tratar de reducir el impacto del COVID-19 en el sector turístico.

Actualmente, este comité se encuentra inmerso en la elaboración de un plan de acción cuyo eje principal es el pasaporte sanitario, una solución que podría llegar a facilitar la apertura de fronteras y la puesta en marcha del tráfico aéreo. 

El representante de la OMT en este encuentro habló de tres hitos principales para que se pueda iniciar el proceso de recuperación:

  1. Encontrar un medicamento y una vacuna contra el coronavirus. Los laboratorios farmacéuticos están trabajando contrarreloj para encontrar una cura y tratar de contener la pandemia. El tratamiento podría estar listo dentro de unos meses, pero la vacuna tardará más en llegar: los expertos estiman que esto podría demorar entre 12 y 18 meses.
  2. Dado que ésta es una crisis global debemos contar con soluciones a nivel global. Butler puso de manifiesto la «desagradable situación» internacional vivida con el suministro de mascarillas y el desorganizado cierre de fronteras entre países, lo que demuestra que la respuesta de los gobiernos no ha sido tan ordenada.
  3. Medidas fiscales y monetarias: Es fundamental dotar de mecanismos y planes adecuados para que las empresas puedan sortear la crisis y no desaparezcan.

Actualmente, el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) está trabajando para poder lograr que este pasaporte sanitario sea una realidad. El ICTE será el encargado de prepararlo y se basará en los aportes de los empresarios, los sindicatos, las autoridades sanitarias y las administraciones públicas. Esperan tenerlo listo en tres semanas para ser elevado ante el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Este pasaporte será una guía homogénea para toda España y brindará herramientas para garantizar la seguridad sanitaria de los turistas que visitan el país y también de la población local y los trabajadores. Este pasaporte incluirá 19 especificaciones técnicas que abordarán a hoteles y apartamentos turísticos, servicios de restauración, alojamiento rural, camping y ciudades de vacaciones, albergues turísticos y hostels, balnearios, agencias de viajes, campos de golf, turismo industrial, transporte turístico, turismo activo, puertos deportivos, ocio nocturno, playas, oficinas de información turística, espacios naturales protegidos, museos y espacios públicos singulares.

Entre los puntos que se regularán están los protocolos de limpieza, controles de temperatura, controles en aeropuertos, uso de la tecnología para esos controles y protocolos de distanciamiento social entre otros.

Comentarios? Quiero saber tu opinión: