Tendencias y oportunidades en Turismo en Sudamerica

Tendencias y oportunidades en Turismo en Sudamerica 2014-2015

*Blog* Información interesante para Hoteleros Tendencias Turismo & Hospitalidad

De acuerdo al ultimo reporte publicado por la consultora hotelera HVS, durante el 2014, la economía mundial creció más lento de lo esperado, y la recuperación económica fue desigual en las diferentes regiones de todo el mundo.

El crecimiento en América del Sur se desaceleró más de lo esperado, afectado, en su mayor parte, por los resultados económicos de la mayoría de los países. Había dos motivos fundamentales para esta desaceleración:

1-la caída de los precios de las materias primas (acompañados de monedas débiles y el empeoramiento de las condiciones del comercio internacional) que provocaron una reducción de la inversión empresarial y la reducción del gasto local en virtud de un general el sentimiento de que la situación era menos favorable;

2- la incertidumbre interna en algunos países (Argentina, Brasil y Chile) que impactan los principales factores económicos.

Análisis país por país

Argentina experimentó una economía de bajo crecimiento, en base a las demandas externas e internas frágiles, el empeoramiento de las condiciones internacionales comerciales, controles financieros y comerciales, las crisis de confianza, junto con macro y micro distorsiones económicas.

En Brasil, la economía se desaceleró en 2014, como resultado de la falta de confianza de las empresas, la reducción de la inversión privada y el consumo moderado que afecta al motor de crecimiento.

En Chile, la situación se debilitó en virtud en la parte como consecuencia del corte de las inversiones y la incertidumbre en relación con el impacto de la reforma fiscal iniciada por el nuevo gobierno, además de una caída en la demanda de consumo interno.

Perú se ha visto afectada por el retraso de los proyectos en el sector de la minería y por el déficit en el gasto público. El deterioro de las condiciones externas tuvo un impacto en la demanda interna y el nivel de actividad. Al mismo tiempo, el crecimiento del PNB del país estaba por encima de la media para la región.

El punto brillante de la región fue Colombia, que lideró el crecimiento económico en la América del Sur, y superó los niveles del año anterior. La garantía de la continuación de las medidas políticas y económicas del nuevo gobierno del presidente Santos se refleja positivamente en las expectativas de la dirección del país.

La industria de la hospitalidad en el hemisferio sur no fue inmune a la nueva realidad. Por segundo año consecutivo, con excepción de Lima y algunos segmentos de Río de Janeiro y São Paulo, los indicadores exhibieron números negativos para la ocupación de las habitaciones, tarifa diaria promedio y RevPAR. Las principales razones que explican la caída de la ocupación son la desaceleración de las economías y el aumento del inventario de habitaciones. En cuanto a la tarifa diaria promedio, la disminución es consecuencia de los mercados cada vez más competitivos, impulsado por el aumento de la oferta, la desaceleración general del crecimiento económico, y el impacto de la devaluación de las monedas locales.

En el caso de Río de Janeiro y São Paulo, es importante señalar que la Copa Mundial de la FIFA se celebró en Brasil, lo que afectó el rendimiento en varios segmentos de diferentes maneras. En términos generales, la mayoría de los segmentos de la hospitalidad fueron capaces de aumentar sus tarifas medias diarias.

A pesar de la desaceleración de las economías locales afectó el desempeño de la industria de la hospitalidad en el año 2014, las actuaciones actuales en varias ciudades de destino son positivos con ocupaciones de las habitaciones cerca del nivel de 70%.

Perspectivas para el 2015

Incluso con la recuperación de los Estados Unidos, el crecimiento económico mundial en 2015 alcanzará aproximadamente el 3,5% al ​​final del año (según el FMI), en gran medida influenciado por la desaceleración de la economía china y la lenta recuperación de las economías europeas y japonesas. A pesar de ello, el precio de las materias primas sigue siendo baja, pero los economistas esperan un 2015 sin mayores turbulencias financieras.

A nivel regional, sólo hay una perspectiva modesta. El panorama internacional presenta desafíos, tales como la reducción del precio de las materias primas, el aumento de ingresos en dólares, y la desaceleración de las inversiones de capital. El panorama global proyecta altos niveles de inflación y una depreciación de las monedas locales. Para América Latina en su conjunto, el FMI prevé un crecimiento económico del 0,9% para 2015, pero con comportamientos muy diferentes entre los distintos países de la región.

Que pasará en cada país?

-Argentina En un escenario de crecimiento lento (+ 0,5%), junto con un aumento de la fragilidad financiera, se puede esperar que la inflación se intensifique y que habrá una fuerte presión sobre el tipo de cambio. Si bien la situación real en la Argentina es preocupante, los mercados están esperando el resultado de las elecciones presidenciales en 2015 y la posibilidad de cambios de régimen en 2016.

-Brasil: Los expertos esperan un retiro de aproximadamente 1,0% del PIB, como consecuencia de la recalibración de la macroeconomía, una demanda externa más débil, y una continua pérdida de confianza de los consumidores. Este acompañará mayor inflación y devaluación de la moneda. Esta perspectiva podría ser alterada positivamente si la confianza de los consumidores, entre los hombres de negocios se puede reactivar y las medidas correctivas que se adopten para equilibrar la economía.

-Chile: Uno puede esperar que la economía avance a un ritmo firme en 2015 (+ 2,7%), impulsado por los estímulos fiscales y monetarios. Sin embargo, las expectativas de los potenciales reformas estructurales previstas por el gobierno, junto con materias primas de menor precio, podrían afectar a la recuperación del país.

-Colombia: Aunque afectado por la disminución de los precios del petróleo, se espera que Colombia disfrute de uno de los más altos niveles de crecimiento en el continente (+ 3,4%), acompañado de una baja inflación y una depreciación de la moneda. Los grandes proyectos de infraestructura, ya en marcha, pueden dinamizar la economía y ayudar a Colombia a superar las expectativas.

-Perú: se puede esperar el retorno al crecimiento económico (+ 3,8%), impulsado por la lenta recuperación de las inversiones y la deuda pública, junto con una inflación muy baja.

Con una perspectiva de crecimiento económico moderado y la existencia de la presión de las nuevas habitaciones en algunos mercados, la industria de la hospitalidad de América del Sur presenta un panorama modesto para 2015. Sin embargo, hay algunos puntos a los que debemos prestar atención y puede indicar posibles oportunidades para futuras inversiones:

  • Alta ocupación de habitaciones en varias ciudades
  • La devaluación de las monedas locales y su efecto sobre el turismo nacional e internacional;
  • Predominio de hoteles independientes;
  • Posibilidad de venta de hoteles en mercados de modesta performance;
  • Una presión clara sobre la demanda en algunos segmentos de la hospitalidad.

Que pasará en Argentina

Argentina experimentó una disminución en el ritmo de crecimiento de su PIB en 2014, dándose cuenta de un aumento de sólo 0,5%. Acompañando a esta desaceleración hubo una importante devaluación del peso argentino, junto con el fantasma de la inflación alta, un resultado de la financiación de la deuda pública a través de la emisión de moneda y un intento a medias en el defecto.

La inversión de la tendencia turística: hubo un aumento en el número de turistas. En 2014, Argentina fue capaz de revertir la tendencia de dos años en la disminución de las llegadas de turistas internacionales. El número de visitantes llegó a casi 6 millones, lo que representa un incremento del 13,0% respecto al año anterior. Los principales contribuyentes de este crecimiento fueron Chile (18,9%), seguido por Brasil (18,2%) y Uruguay (15,3%).

Dentro de los segmentos individuales, los paraguayos y uruguayos constituyeron la mayoría, 35.0% y 30.0% respectivamente. Sólo en Buenos Aires, el número de llegadas internacionales en los aeropuertos locales aumentó un 3,4% en 2014, alcanzando los 2.467.000 turistas.

Posibilidad de generar más turistas nacionales y regionales: Debido a que Estados Unidos se ha convertido en un destino más caro con la devaluación de las monedas de América del Sur, hay esperanza de que esto tendrá un efecto positivo en el turismo local (principalmente turistas provenientes de Brasil y Chile, principales fuentes de turistas a Argentina).

2 comentarios sobre «Tendencias y oportunidades en Turismo en Sudamerica 2014-2015»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *